Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social.
Desde el 1-3-2015 las personas físicas están exentas del abono de tasas. En consecuencia la exención relativa a los beneficiarios de justicia gratuita se circunscribe ahora a las personas jurídicas, eliminándose asimismo las exenciones parciales a favor de trabajadores y funcionarios ahora subsumidas en la exención general. Los sujetos exentos no han de presentar autoliquidación alguna.

Con carácter general las personas físicas están exentas del abono de tasas desde el 1-3-2015. Lógicamente la exención en relación a los beneficiarios de justicia gratuita se circunscribe a las personas jurídicas y se elimina las exenciones parciales a favor de trabajadores y funcionarios (en las jurisdicciones social y contenciosa) ahora subsumidas en la exención general (L 10/2012 art.4.2 redacc RDL 1/2015).

En el mismo sentido se elimina la manera de calcular la tasa cuando el sujeto es una persona física (L 10/2012 art.7.3 redacc RDL 1/2015).
Los sujetos exentos no han de presentar autoliquidación alguna (L 10/2012 art.8.1.2º redacc RDL 1/2015).